La mascota Geriátrica

Es bastante complicado establecer el límite exacto entre madurez y vejez. Algunos autores opinan que la etapa adulta en un perro o gato puede dividirse en 2: la primera, que va desde el final del crecimiento y la madurez; y la segunda, entre la madurez y la vejez.

La MADUREZ puede considerarse como la etapa de plenitud de la mascota, en la que comienzan a preoducirse cambios degenerativos a diferentes niveles pero que son imperceptibles. Cuando éstos cambios son evidentes en la mascota, puede hablarse de vejez.

 

¿Qué consecuencias tiene la vejez sobre el organismo?

Por los general, el animal geriátrico tiene menos capacidad de movilización de lípidos (suelen estar más obesos) y disminuye en general la hidratación del organismo.

Nuestras mascotas, a esta edad, suelen tener problemas con la dentadura sobre todo por un depósito excesivo de sarro, acompañado de gingivitis y pérdida de piezas dentarias. Además, a medida que aumenta la infiltración adiposa en las glándulas salivares, la secreción de la saliva disminuye considerablemente. Al igual que disminuye la tonicidad de la musculatura en general, lo hace la de la musculatura intestinal por lo que el tránsito digestivo es muchoa más lento, de modo que es frecuente que alternen períodos de estreñimiento con diarreas.

Pero además, hay funciones no relacionadas con el sistema digestivo que también se ven alteradas, como es la reducción de la protección inmunitaria, el pelo se blanquea y la piel se vuelve más suave, afectación de la función renal, hepática y cardíaca, desmineralización del esqueleto, etc.

Al mismo tiempo, los sentidos y el comportamiento se ven afectados en tanto en cuanto la agudeza visual, olfativa y auditiva se van perdiendo. La capacidad de termorregulación (la capacidad de mantener la temperatura corporal constante) también se afecta.

 

¿A qué edad hablamos de un animal mayor?

Depende de la raza: hablamos de unos 8 años para perros pequeños, de 7 para perros medianos y 6 para perros de raza grande. En gatos,se puede hablar de entre 8-10 años.

 

¿Qué podemos hacer para darle una mejor calidad de vida?

Lo que tenemos que hacer es adaptar la alimentación a esas nuevas necesidades. Por ejemplo: disminuir el contenido energético, regular la proproción de protíenas para mantener su estado inmunitario pero sin dañar los riñones , aumentar la proporción de fibra alimentaria para mantener una correcta higiene digestiva, y suplementar con vitaminas y oligoelementos. Además, el tamaño de la croqueta del pienso debe ser el adecuado, sobre todo si hay carencia de piezas dentales.

Todo ésto lo conseguimos dándole a nuestra mascota un pienso de gama alta para perros o gatos "mayores" (senior, mature, etc.). Después del cariño y afecto que ellos nos dan durante toda su vida, qué menos que darles la mejor vejez posible.

 

Revisiones periódicas

Hemos visto que los animales mayores tienen menos capacidad para responder a las infecciones, por lo que seguir el protocolo de vacunación es fundamental. Además, con la visita al veterinario para las vacunas, se le realizará una exploración completa a fin de anticiparnos a posibles problemas (sarro dental, problemas cardíacos, digestivos, etc.). Las revisiones periódicas a esta edad son muy importantes ya que diagnosticar un problema a tiempo puede ser clave para su tratamiento.

CLINICA VETERINARIA KANES

Avenida Las Ciencias 14C, Acc. A  41020 Sevilla

 

Teléfono: 95 440 99 94 

 

Correo electrónico: clinicaveterinariakanes@gmail.com

 

 HORARIO

 

Lunes a  Viernes :

Mañanas 10:30 a 13:30h

Tardes     17:30 a 20:30h

 

               Sábados:

Sólo abriremos previa cita llamando al 954.40.99.94 o al 682.915.559

    

Para concertar citas fuera del horario de la clínica le atenderemos en el tfn 682.915.559, llame tambien en caso de urgencia veterinaria.

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro  FACEBOOK

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© CLINICA VETERINARIA KANES