PARASITOSIS INTESTINALES

Seguro que alguna vez hemos escuchado eso de: Tienes la solitaria o un primo mío tuvo un quiste hidatídico en el hígado...; pero ¿sabemos qué significa eso y dónde se han podido infectar?

 

Aunque no lo creamos, nuestros perros pueden ser los causantes de enfermedades parasitarias intestinales sobre todo en niños pequeños, por lo que tenemos que poner los medios para prevenirlo.

Hoy en día, existen varias marcas de antiparasitarios internos comercializadas, tanto en comprimidos como en pastas o jarabes, pero no todos tienen los mismos compuestos, por lo que no todos hacen el mismo efecto. Debe consultar con su veterinario cuál es el más adecuado para su mascota, así como la prerioricidad con la que deben administrarse, ya que esta puede variar desde los 14 días hasta los 3 meses.

 

Además, tenemos que considerar que los perros a su vez, pueden infectarse a través de otros animales, tanto vetebrados (conejos,  ratones...) como invertebrados (pulgas, piojos...).

 

 

A continuación explicaremos brevemente algunas de estas parasitosis:

- CESTODOS

 

 

- NEMATODOS: ASCÁRIDOS Y ANCILOSTOMAS

 

 

- PROTOZOOS INTESTINALES

CESTODOS INTESTINALES

 

Dentro de los denominados Cestodos hay varias familias de parásitos con diferentes características; pero todos ellos se diferencian por tener el cuerpo aplanado, de ahí q se conozcan popularmente como "Gusanos Planos". Su cuerpo es largo (pueden medir entre 8 mm y 20 metros), está segmentado en "anillos", y presentan diferentes sistemas para adherirse a la mucosa intestinal del animal (hospedador); de modo que, mientras los parásitos adultos viven en el perro o gato, van liberando sus huevos por las heces, siendo ésta la fuente de infección para otros animales.

CESTODOS Y ZOONOSIS

En el Ciclo Biológico de los cestodos intervienen tanto carnívoros como especies hervíboras y omnívoras, entre las que cabe destacar el hombre.

El parásito adulto se aloja en el intestino del perro, libera huevos por las heces y éstos son ingeridos por ovejas, cerdos o por el hombre (por ejemplo, si no se lavan correctamente las verduras que consumimos sin cocinar), desarrollándose en éstos las fases larvarias, como es el Quiste hidatídico, que suele aparecer en hígado y pulmón.

 

En otros casos, como es el de Dipylidium caninum, los hospedadores intermediarios son las pulgas y los piojos, siendo éstos los que ingieren los huevos y larvas del parásito. A medida que salen los anillos del parásito, producen un prurito muy intenso en la parte posterior del perro. Al rascarse, ingiere las pulgas y se vuelve a infestar.

 

 

 

CONCLUSIONES E IMPORTANCIA SANITARIA.

 

- Muchas de las cestodosis son Zoonosis (afectan al hombre).

- Mantener al nuestra mascota perfectamente desparasitada interna y externamente.

- Seguir unos correctos hábitos de higiene, como lavarse bien las manos después de acariciar a los perros, evitar que perros y niños jueguen en los mismos parques, eliminar los excrementos de nuestras mascotas de la vía pública, no dar vísceras crudas a nuestros perros y lavar perfectamente las verduras, tanto las que cocinemos como las que comamos crudas.

 

 

 

 

 

NEMATODOS INTESTINALES

 

Los nematodos se conocen como "Gusanos Redondos" por la morfología de su cuerpo ya que, a diferencia de los cestodos, no son aplanados ni su cuerpo está dividido en anillos, aunque sí llegan a ser bastante largos.

Al igual que los anteriores, las fases adultas se localizan adheridas a la mucosa intestinal del hospedador de forma que un verme puede llegar a ingerir hasta 0,1 ml de sangre al día.

Suelen tener más repercusión en animales jóvenes ya que llegan a provocarles obstrucciones intestinales graves, además de diarreas y anemia.

NEMATODOS Y ZOONOSIS

Nuestras mascotas pueden infestarse por estos parásitos por distintas vías: por ingesta de los huevos en el medio ambiente, por ingerir pequeños rodedores que contengan las larvas, antes de nacer (vía trasplacentaria), cuando son cachorros y maman de la madre (vía lactogénica) o vía percutánea (las larvas atraviesan la piel). No todos los nematodos tienen las mismas vías de infestación y, algunos, relizan migraciones por diferentes tejidos en el cachorro.

 

La importancia zoonósica deriva de 2 fenómenos muy importantes: lo que se conoce cono "Larva migrans visceral" y "Larva migrans cutánea".

 

- "LARVA MIGRANS VISCERAL"

Los responsables de esto son algunas especies de Ascáridos, y se produce cuando el hombre (generalmente son niños) ingiere los huevos larvados del parásito; la larva se libera en el intestino y migra por por el torrente sanguíneo hasta enquistarse en el hígado. También llegan al ojo, produciendo granulomas.

 

 

- "LARVA MIGRANS CUTÁNEA"

Esta patología aparece en el hombre por la infestación percutánea (a través de la piel) de algunos Ancilostómidos en su fase larvaria. Es decir: la larva atraviesa la piel y recorre la dermis, originando un trayecto serpenteante y muy pruriginoso.

CONCLUSIONES E IMPORTANCIA SANITARIA

 

- Los Nematodos pueden provocar enfermedades en el hombre (Zoonosis).

- Son parásitos de elevada fecundidad y los huevos son muy resistentes en el medio ambiente.

- Los huevos resisten en lugares con elevada humedad y oxigenación, por lo que no debemos dejar que los perros entren en los parques donde juegan los niños.

- Se debe mantener al perro o gato perfectamente desparasitado y comenzar en cuanto diga el veterinario ya que, como hemos visto, los cachorros pueden parasitarse incluso antes de nacer.

 

 

 

 

PROTOZOOS INTESTINALES

 

A diferencia de los tipos de parásitos descritos anteriormente, los Protozoos son parásitos unicelulares que sólo son detectables al microscopio, lo cual no significa que sean inofensivos para nuestras mascotas ni para nosotros. En el perro o gato, suelen localizarse en diferentes tramos de intestino delgado y grueso, por lo que el signo clínico más frecuente son las diarreas, aunque muchas de estas infecciones pueden pasar despercibidas. Afectan a cachorros neonatos y es más grave en aquellos que estén inmunodeprimidos o que padezcan otra enfermedad concomitante (ej: gatos con peritonitis infecciosa o perros con moquillo).

Algunos géneros de protozoos afectan a rumiantes y al hombre, además de al perro y al gato.

 

 

 

PROTOZOOS Y ZOONOSIS

Dentro de los protozoos, son zoonosis algunas especies de los Géneros Cryptosporidium, Giardia y Entamoeba. Tanto Giardia como Entamoeba tienen ciclos biológicos Directos (es decir, el quiste infectante sale por las heces y permanece en el medio ambiente hasta ser ingerido por el hospedador definitivo), de modo que el quiste, que es la fase infectante, puede permanecer mucho tiempo en el medio ambiente siempre que se mantenga la humedad necesaria.

Entamoeba histolytica es la causante de la Disentería amebiana en el hombre, enfermedad que, si no se trata, puede llegar a ser mortal. En este caso, aunque el parásito se localice en intestino, puede sufrir una "transformación" de modo que, en esta nueva forma, es capaz de producir úlceras en la mucosa intestinal y, por el torrente sanguíneo, llegar al hígado y otros órganos, produciendo abscesos en los mismos.

 

 

 

CONCLUSIONES E IMPORTANCIA SANITARIA

 

 

- Los desórdenes gástricos son relativamente frecuentes en cachorros y es fundamental detectar el agente causal de las mismas, sobre todo si sospechamos de parasitosis de cualquier tipo, para instaurar el tratamiento cuanto antes.

- Si bien enfermedades como la disentería es más frecuente en países subdesarrollados con escasas medidas de depuración y alcantarillado del agua, no debemos "bajar la guardia" en lo que a nuestras mascotas se refiere.

- Al ser los cachorros los más sensibles, es importante a la hora de adquirir uno que conozcamos el criadero y veamos a los hermanos, ya que son enfermedades de muy fácil transmisión.

- Seguir las mismas pautas de higiene que para las parasitosis anteriores.

RESUMIENDO...

  • El Veterinario es el único profesional que nos puede indicar qué antiparasitario debemos dar a nuestra mascota, qué cantidad, cada cuánto tiempo y cuándo debemos empezar a administrarlo.
  • Los cachorros son los más susceptibles a las enfermedades parasitarias intestinales, por lo que les debemos prestar especial atención.
  • No podemos dejar que un cachorro tenga diarreas profusas como si no pasara nada, ya que le perjudicamos a él y a nosotros.
  • No permitir que los niños acaricien a perros que no estén perfectamente desparasitados.
  • Se deben mantener unas normas de higiene básicas y evitar dar ningún resto de vísceras a nuestras mascotas.

CLINICA VETERINARIA KANES

Avenida Las Ciencias 14C, Acc. A  41020 Sevilla

 

Teléfono: 95 440 99 94 

 

Correo electrónico: clinicaveterinariakanes@gmail.com

 

 HORARIO

 

      Lunes a  Viernes:

Mañanas  10:30h a 13:30h

Tardes      17:30h a 20:30h

 

               Sábados:

Sólo abriremos previa cita llamando al 954.40.99.94 o al 682.915.559

    

Para concertar citas fuera del horario de la clínica le atenderemos en el tfn 682.915.559, llame tambien en caso de urgencia veterinaria.

 

 

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro  FACEBOOK

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© CLINICA VETERINARIA KANES